Experiencia Twitter

Publicado: junio 21, 2017 en Uncategorized

 

Experimento Socio-Político en la Red Social Twitter

Este trabajo tiene como objetivo principal el familiarizar al estudiante con la herramienta de Twitter como mecanismo, medio o instrumento de expresión pública y de práctica de la libertad de expresión como una libertad política en una nueva modalidad a través del espacio provisto por estas nuevas tecnologías de comunicación. En el espíritu de tomar acción mediante la palabra escrita, hacerse escuchar y divulgar su pensamiento y con el fin de apreciar de primera mano este tipo de acción social haciendo uso de esta herramienta y sus poderes se le pide a los estudiantes dar inicio a este proyecto siguiendo las instituciones provistas aquí.

Instrucciones:

1. Si aún no tiene cuenta Twitter debe crear una cuenta inmediatamente y seguir al profesor Juan Marcano: @Juanrique
2. Para este trabajo usted deberá seguir a diferentes personalidades de Twitter. Entre el jueves 22 de junio y domingo 25 el profesor estará enviando tuits con direcciones de tuiteros/as. El profe le sugiere que siga a estos. Usted no tiene que seguirlos a todos y a lo mejor no tiene que obligatoriamente seguir a nadie. Mas, sin embargo, debe hacer lo posible por mirar sus cuentas, sus tuits y ver de qué se tratan sus tuits y buscar la manera de familiarizarse con sus posturas, críticas y fórmula de intervenir en la discusión pública del País a través de Twitter o utilizando este medio. Deberá seguir muy especialmente a los tuiteros que, dado que son periodistas, comentaristas o tuiteros con alguna fama generan reacciones y/o comentarios (“buzz”) en la red y fuera de ella. O sea, aquellos que de alguna manera u otra “influencian” la opinión pública. Algunos son periodistas otros simplemente son personas o personajes cuyos comentarios tienen algún efecto en la red. Los políticos también generan comentarios por lo que seguir a los más importantes de estos es absolutamente necesario. Así pues, siga al gobernador Rosselló y otros oficiales electos y secretarios de su gabinete como por ejemplo el Secretario de Estado, Rivera Marín. El profesor les sugerirá aquellos que le parecen más apropiados para desarrollar reacciones socio-políticas y no necesariamente de otra índole. Pero usted puede seguir descubriendo “actores” tuiteros y sugerirlos a los demás compañeros de clase. El profesor espera que su “engament” sea el más completo posible. Pero puesto que algunos están comenzando en Twitter habrá que darles algunos consejos al respecto en clase.
3. Escoja al menos 3 (o más-si así le parece) de estos tuiteros (los que crea usted que más le agrandan o le desagradan) e interactúe con estos al menos dos o tres veces por semana  por las siguientes 3 semanas a partir del jueves. Se espera que al final de las 3 semanas usted tenga al menos 6 a 8 interacciones evidenciadas/documentadas. ¿A qué nos referimos con interacción donde allá algún tipo de intercambio que usted genere? Esto se refiere a que otro tuitero interactue con usted contestándole su tuit más allá de simplemente darle like o RT. Claro está, si usted no se esfuerza en generar intercambios, pues usted no estará provocando reacciones. Si no provoca reacciones pues quizás le falta alguna garra o agarre a su tuit. Sea estratégico y logre sus objetivos (político-social) de recibir respuesta a sus cuestionamientos o comentarios. Los tuiteros en general muy probablemente estén en la disposición de cooperar con usted una vez se den cuenta que usted es parte del “proyecto #CISO. En el pasado así ha sido.
4. ¿Cómo ha de interactuar ? No se! Sea creativo. No hay necesariamente una fórmula definitiva ni una rúbrica para suscitar el “engagement”. Pero esta asignación se trata de realizar ese “enganche” en la red con múltiples individuos y que se note tu presencia y la presencia de nuestro grupo (#CISo en Twitter. Esto es una especie de experimento socio-político. De modo que usted tratará de interactuar con la gente y que la gente le responda y lograr intercambios, conversación o interacción entre usted y demás agentes tuiteros.
5. Dichas interacciones deben ser sobre temas sociales políticos o económicos. No sobre otros asuntos, al menos que estos no tengan alguna relación substancial con asuntos de interés político social o económico-político. Deberá generar un número substancial de estas interacciones durante las próximas 3 semanas que dura esta actividad. Como señalamos anteriormente El Profe espera que usted generé al menos de 3-4 de dichas interacciones por semana y que las documente. Al final de las 3 semanas usted habrá generado 9-12 o más de dichas interacciones de manera exitosa (es decir donde allá habido algún tipo de intercambio o interacción con otra gente de Twiter).
6. Deberá documentar sus interacciones para luego presentar dicha evidencia al Profe. Una buena manera de hacerlo es utilizando screenshots de las mismas (fotografiándolas con su propio artefacto).
7. Otros renglón  importante de esta asignación es el siguiente: deberá generar al menos un (1) tuit cada semana sobre algún asunto que parezca de su interés a nivel político social o económico en PR-simplemente genere el tuit sin necesidad de que reciba respuesta o interacciones al respecto. Ahora bien alguno de sus tuits podrían ocasionar interacciones por lo que él mismo contará como tal en caso de que así sea. Estos tuits, no obstante son independientes de los anteriores ya descritos.
8. OTRO RENGLÓN IMPORTANTE DE ESTE EXPERIMENTO también es el que sigue: deberá también suscitar que otro estudiante o persona de su círculo de amistad o familia (que no tome la clase) se active y le siga a usted e invitarlo a que colabore con usted de alguna manera creativa para que se genere algún tipo de activismo o happening en la red (eso precisamente es lo que los activistas políticos en la campaña política hacen en las redes sociales). O sea este evento hay que multiplicarlo. Ejemplo: usted envíe un tuit sobre algo y haga que uno o más de sus amigos que no sean de la clase lo retuiteen y que se genere algún tipo de “evento”, aunque no sea nada especial . Nuevamente sea creativo y documente su acción. Debe al final de la tarea haber realizado este tipo de evento al menos una vez durante el periodo de tiempo que dure nuestra actividad. Deberá intentar realizar al menos uno de estos eventos. No me pregunte. Sea creativo. Recuerde que usted puede subir fotos y vídeos a la red. Este renglón se satisface con una sola actividad. Intenté que la misma valga la pena. Puede trabajar en equipo con sus demás compañeros, familiares o comunidad. Active su círculo de personas y multiplíquelo de la manera más estratégicamente posible.
9. Además durante los días que dure esta tarea deberá generar al menos 2 tuits semanales durante la mañana donde comente o tuitee alguna noticia política de carácter internacional del día en cuestión. Es imperativo que lo logre realizar en las mañanas y se obligue a mirar las noticas temprano. Esto lo debe realizar antes de las 11:00am de cada mañana. Al final de la tarea debe tener alrededor de 6 tuits en este renglón.
10. Durante las tardes (y o el resto del día) escuchará, verá o leerá las noticias locales y comentará al menos una noticia local cada dos días durante el periodo de las cosas que han sucedidos se han generado durante ese día específico. Noticia de la mañana es considerada vieja por tuiteros. Noticias frescas del día se generan en los medios como la radio y los periódicos digitales o prensa como Nuevo Día las pública durante el día. Sí! Tendrá que estar al pendiente. El propósito de ello es que usted tenga suficiente data, información para poder hablar o discutir la misma en esta red. O hacer comentarios sobre estos con información relevante al respecto. El profesor espera que usted pueda generar varios tuits en el renglón de noticias locales y comentarlas. Al menos 2 noticias que considere importantes deberán ser comentadas cada semana para un total de 8 una vez culminada la tarea. Las mismas no requieren generar interacción, pero como explique anteriormente pues podría pasar en cuyo caso cuenta también como intersección.
11. Por último al menos 1 día a la semana durante estas próximas 3 semanas que dure esta actividad en la tarde escuchará radió WALO 1240 entre 5:00pm y 7:00 el programa Fuego Cruzado (o cualquier otro programa de análisis que a usted le parezca en la mañana o en la tarde, puede ser el de Jay Fonseca al mediodía-el cual repiten en la noche, etc.) y deberá realizar al menos un tuit durante la primera hora de este programa comentando alguna cosa que los analistas hayan dicho o estén diciendo respecto al tema/temas en cuestión. En este renglón deberá tener al menos 3-4 tuits a lo largo del tiempo de duración de la actividad en cuestión. Es evidente que resulta además necesario mantenerse al día con las noticias del País y/o internacionales durante el periodo que dure este proyecto.
12. Para los tuits puede utilizar hashtag #CIPO
13. La tarea incluye realizar una reflexión o reflexiones al respecto. Algunas de sus mini-reflexiones las podría también publicar y compartir por Twitter y hacerlas parte de su trabajo de documentación.
14. Se le darán instrucciones en clase respecto a cómo habrán de entregar la misma y evidenciar que realizó la tarea en cuestión y también se le indicara fecha de entrega del mismo.
REGRESE A ESTA PÁGINA POR SI SE LE EFECTUA ALGÚN CAMBIO A LAS INSTRUCCIONES

por juan e. marcano medina

Dice el filósofo español José Ortega y Gasset que el “principio político democrático” no debe ser confundido con el “principio político liberal”. Ambos principios, afirma Ortega, se refieren a aspectos muy distintos del ejercicio del poder público, advirtiendo que muchas veces queriendo decir democracia hablamos de liberalismo y viceversa, queriendo hablar de liberalismo hablamos de democracia. Respecto a la naturaleza de dicha confusión Ortega nos explica lo siguiente:

“Democracia y liberalismo son dos respuestas a dos cuestiones de derecho político completamente distintas. La democracia responde a esta pregunta: ¿Quién debe ejercer el poder público? La respuesta es: el ejercicio del poder público corresponde a la colectividad de los ciudadanos. El liberalismo, en cambio, responde a esta otra pregunta: ejerza quienquiera el poder público, ¿cuáles deben ser los límites de éste? La respuesta suena así: el poder público, ejérzalo un autócrata o el pueblo, no puede ser absoluto, sino que las personas tienen derechos previos a toda injerencia del estado. Es, pues, la tendencia a limitar la intervención del poder público (…) De esta suerte aparece con suficiente claridad el carácter heterogéneo de ambos principios. Se puede ser muy liberal y nada democrático, o inversamente, muy demócrata y nada liberal…” (Tomo V: El espectador).

 La confusión, observada por Ortega se deriva en parte de que por  poco más de un siglo, los regímenes políticos en Occidente se han desarrollado en “democracias-liberales”, pero de ordinario simplemente se habla de estos sistemas meramente como “democracias”, por lo que muchos ciudadanos que viven bajo este sistema desconocen  que muchos de los valores que se asumen como democráticos son en el fondo valores “liberales” que sus sociedades promueven y que el sistema refuerza.  Las democracias-liberales son sistemas políticos donde; por un lado, se celebran elecciones con regularidad, donde existe el sufragio universal  y se vota libremente, y que por otro lado; también existe la protección de los derechos y libertades (libertad de expresión, derecho a la propiedad, libertad de culto, etc.) de los ciudadanos, gobierna la ley (Estado de Derecho; imperio o gobierno de la ley) y existen mecanismos para evitar el abuso del poder y discrímenes por parte de los que gobiernan y el abuso en general por parte de los individuos hacia otros miembros (individuos o grupos minoritarios) de la sociedad. 

         Para la consecución de la más eficaz protección y resguardo de los derechos y libertades de la ciudadanía normalmente las constituciones de los sistemas políticos democrático-liberales reconocen y salvaguardan los derechos de los individuos, también establecen el mecanismo de la división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) para así evitar que el poder político se concentre en manos de una sola persona o grupo y se establecen barreras contra el abuso del poder por parte de una de las ramas de gobierno implantando lo que se conoce como “un mecanismo de pesos y contrapesos entre los poderes”.   

               A esto que describimos en los dos párrafos anteriores  también se le llama en el pensamiento político, “liberalismo-constitucional”; un conjunto de principios políticos que posee una  constitución liberal como primer instrumento de los ciudadanos para poner límites a los gobernantes y a los propios ciudadanos en general.   

              Ninguna constitución política es perfecta; ningún gobierno que pone en marcha dicha constitución hace su trajo a la perfección y ningún cuerpo político (colectividad política o pueblo) sigue tampoco su constitución al pie de la letra puesto que toda constitución se hace o se crea, en parte,  con el fin de asegurar y promover un estilo o forma de convivencia pública que no necesariamente coincide totalmente con los estilos y formas de ver la vida a nivel socio-cultural de todos los ciudadanos.  

                 Por ende, toda constitución de naturaleza liberal-democrática persigue que la ciudadanía posea una serie de cualidades y actitudes cívicas que estén acordes con los postulados y principios de la democracia-liberal. Es decir, este tipo de sistema político precisa de un grupo de ciudadanos con “una cultura política” que sostenga el estilo de vida cívica democrático-liberal. Ello significa que esta ciudadanía debe poseer costumbres, tradiciones y valores cívico-políticos propios de este estilo de convivencia, tales como: respeto por los derechos y libertades de los demás ciudadanos, la creencia en que todos los seres humanos son iguales y poseen unos derechos y dignidad inviolables, tolerancia hacia las diferencias y vida de los demás y los ideales propios del método democrático: respeto a al sistema de elección democrático, al derecho al voto y al principio de la mayoría como legitimador de muchas de las decisiones que se toman bajo este sistema.   

                    Ahora bien, una vez considerada la naturaleza del sistema democrático liberal de forma general, debemos examinar la noción de “autoridad política”, su relación con las prácticas democráticas y su función dentro de una sociedad supuesta a promover la cultura política liberal-democrática. Tal como advierte Ortega, la confusión o error de apreciación sobre lo que el liberalismo y la democracia significan implica tambien el no reconocer la diferencia cualitativa entre estos dos principios políticos y por ende, ello a su vez implica una visión equivoca respecto a las limitaciones de la autoridad pública que el pueblo o la mayoría posee a la hora de tomar decisiones. Esta confusión tiene una enorme consecuencia en la praxis política; es a dicha consecuencia negativa a lo cual  nos referimos en el título de este escrito como, la tiranía de la mayoría.  Veamos:   

               Como bien sabemos, el principio democrático, tiene su origen en la antigua Grecia. En Atenas el ejercicio del poder público y por ende, la autoridad política correspondía a la colectividad de los ciudadanos reunidos en asamblea; lo que hoy conocemos como una democracia directa (o pura). Queda clara la respuesta que los atenienses dieron a la primera pregunta que Ortega formula, sobre quién debe ejercer el poder público; para ellos, “el pueblo”.   Ahora bien, ¿cuál fue la respuesta que los atenienses dieron a la segunda pregunta de Ortega sobre cuáles deben ser los límites del poder político? La respuesta de estos a la pregunta era “que el poder político no poseía límite alguno”. Es por ello que Aristóteles reconocía lo fácil que este tipo de sistema de democracia directa  degenera y se convierte en lo que este llamaba una tiranía.    

             Tirano es aquel que ejerce su poder arbitrariamente, sin ninguna norma que estandarice su proceder o sus decisiones. La asamblea democrática ateniense fue, precisamente, la que decidió por mayoría sentenciar a muerte al famoso filósofo, Sócrates. Y fue una masa de judíos en Jerusalén la que le pidió a Pilatos que crucificara a Jesús. Justamente, fue el comportamiento tiránico lo que llevó a la democracia ateniense al colapso. En efecto fueron y han sido tantos los abusos de poder que la muchedumbre que decidía únicamente mediante el voto de la mayoría que la propia palabra democracia quedó por mucho tiempo significando, el “gobierno de las turbas”. 

           Por su parte el liberalismo político es una corriente política que nace en la época moderna y que tardó unos cuantos siglos en desarrollarse. La idea de que el poder político debe ser limitado comenzó con la opinión de que la autoridad de los monarcas debía ser limitada por la ley y por la noción de que todos los seres humanos son iguales y que poseen unos derechos que son inalienables. Y sin embargo, por mucho tiempo no existió en los países europeos que tendian hacia el liberalismo y en en los Estados Unidos que fundamentaron su sistema de gobierno sobre la doctrina liberal, tal cosa como el sufragio universal. Hasta hace poco tiempo simplemente  no se le permitía participar en la política a todo mundo. Resulta claro, pues , que la preocupación política de poner límites y barreras a los que gobiernan para que no pisoteen los derechos de los ciudadanos es una preocupación que no siempre ha ido de la mano con elecciones, con los votos y con las doctrinas democraticas.         

         Hoy día, sin embargo, en nuestro sistema politico, asi como en las demas naciones democráticas-liberales del mundo, parece que el voto se ha convertido en el instrumento por excelencia para la promoción y éxito de los valores democráticos y liberales, a pesar de que sabemos que el voto por si mismo  no asegura que el resultado de las decisiones sea democrático-liberal. Porque como advierte Ortega, las deciones podrían ser muy democráticas pero poco o nada liberales. El voto, solo asegura que hay cierto grado de decocracia a la hora de decidir ciertas cosas, pero no estabelce para nada que el proceso de toma de decisiones se da sobre una base “liberal”. En otras palabras,  los valores propios del sistema liberal-democrático ( y en especial de el aspecto liberal de dicho sistema)  no se realizan únicamente a través del voto del ciudadano, sino que requiere que estén en pie otras condiciones y garantías de naturaleza liberal dentro del sistema y sociedad. Dichas condiciones y garantíastales se pueden resumir de la siguiente manera: participación de las minorías en la toma de decisiones y en el gobierno para que puedan controlar o al menos fiscalizar a la mayoría, respeto hacia las minorías y la plena vigencia de las libertades y derechos de todos ciudadanos. Si mientras el principio democrático legitima el poder del pueblo y  el liberalismo, por su parte,  crea el principio político que exige el que todo poder político, sea el del rey o el de la aristocracia, este limitado por la ley y por los derechos del ciudadano, la democracia-liberal no puede permitir entonces que el poder (democratico ) de la mayoría sea utilizado abusibamente y menos que este se convierta en una tiranía donde se heche a un lado o se abandone  el principio liberal. 

                  Por supuesto, el principio de la mayoría, la ley del número mayor de votos, el cual establece la elección entre diversas opciones políticas a través del voto, es una condición necesaria para la existencia de la democracia pero ello no lo puede ser todo y no debe ser considerada como lo único que determina el resultado de la deliberación política. La mayoría solamente viene a representar la opinión del grupo mayoritario que acudió a votar, pero no puede siempre ser el único factor que determine las decisiones que toma el cuerpo político simplemente porque hay decisiones que al atentar contra los derechos y libertades de (algunos) ciudadanos resultan en determinaciones de naturaleza tiránica.  Recordemos, por ejemplo, que el partido nacional-socialista alemán (el partido nazi)  ascendió al poder en Alemania a través de elecciones democráticas y que Adolfo Hitler fue electo como dictador por medio de un plebiscito que le otorgó la victoria con casi un 90% de los votos.  

               Resulta claro entonces que una democracia donde el poder político del pueblo carezca de los límites que impone el principio liberal a la llamada soberanía popular puede, sin lugar a dudas, ser totalitaria y/o tiránica; es decir el poder del pueblo se puede convertir en uno ilimitado, invasor de la intimidad personal, excesivo y trasgresor de los derechos más elementales y de las garantías individuales que todo ciudadano debería tener en una sociedad civilizada.    

             Por ello la teoría política, las prácticas y las constituciones que optan por una visión más liberal del principio democrático consideran que las elecciones y el voto deben ser vistas tan sólo como un procedimiento o método de carácter técnico para resolver controversias entre posiciones políticas en conflicto sin que se tenga que recurrir a la violencia. Se intenta, por ende, a través de este procedimiento evitar la violencia y promover el diálogo y el consenso; consenso y diálogo que solamente se hace posible cuando los ciudadanos entienden que todas las personas poseen unas libertades que deben ser respetados y unos derecho que no pueden ser violentado. Por ello la fórmula política que mejor se acerca a la consecución de esta meta es el liberalismo-democrático: un sistema, que como dijimos, integra la soberanía popular a la máxima de la limitación del poder a través de la obediencia a la ley suprema o a una constitución donde este poder político queda restringido y delimitado por una serie de reglas, normas y principios que constituyen los que hoy conocemos como el “Estado de Derecho”. Es así que la voluntad de la mayoría, los gobernantes electos por estas mayorías y las decisiones que estos toman quedan sometidas a un sistemas de reglas preestablecidas que obligan a todos, a las mayorías y a las minorías, es decir a todos los que conforman el llamado pueblo. ‘

                El poder político ilimitado, cualquiera que lo ejerza constituye una especie de autoritarismo que fácilmente se convierte en absolutismoo totalitarismo. Una democracia donde no se establecen límites al poder es simplemente una dictadura o una tiranía porque atenta contra el principio de libertad política que es la base de cualquier sistema político que se haga llamar realmente democrático y libre.  Nuevamente, Ortega y Gasset advierte muy claramente el peligro de que un pueblo posea un espiritu o fervor muy democratico sin una dosis igualmente fervorosa de liberalismo. Veamos:

“El Poder público tiende siempre y dondequiera a no reconocer límite alguno. Es indiferente que se halle en una sola mano o en las de todos. Sería, pues, el más inocente error creer que a fuerza de democracia esquivamos el absolutismo. Todo lo contrario. No hay autocracia más feroz que la difusa e irresponsable del demos. Por eso, el que es verdaderamente liberal mira con recelo y cautela sus propios fervores democráticos y, por decir así, se limita a sí mismo”
Un pueblo que no posea una cul tura  política liberal o que no entienda lo que es realmente el liberalismo esta destinado a ejercer su poder de manera tiránica. La soberanía popular no puede ser entendida meramente como el arbitrio de la multitud. Lo único que preserva los derechos y libertades de la ciudadanía es la ley, no el principio democrático; porque estos derechos y libertades están protegidos por una constitución en virtud del principio liberal y no necesariamente en virtud de la democracia. El Estado de Derecho-liberal-democrático es el poder de las normas preestablecidas, es el poder sometido a la racionalidad de los preceptos liberales; es el poder sujeto a la ley y no al capricho de la multitud o de los seudo-líderes que suelen manipular al pueblo como ocurre con los demagogos en el  sistema político de Puerto Rico.

Tarea Alert

Publicado: febrero 22, 2017 en Uncategorized

Busque en página tareas. Gracias!

Hola y bienvenidas/das

Publicado: enero 22, 2016 en Uncategorized

La página de tareas, arriba disponible en una pestaña con título, “Tareas 2017,” contiene las tareas junto a las lecturas asignadas para esta semanA. Enjoy!!

Marcano

Cada cuatro años…

Publicado: febrero 26, 2011 en Uncategorized

Perdonen los inconvenientes que las promesas incumplidas de los candidatos y candidatas a puestos electivos del cuatrienio pasado le hayan podido causar. Por favor excusen también todas los demás males que la actual campaña electoral les este causando. La culpa no es realmente de los candidatos, ellos y ellas son sólo personas tratando de hacer el bien, buenos samaritanos que aman a su pueblo y que quieren lo mejor para el País. La culpa no es de ellos, sino de la política…Porque la política es así…Pero y, ¿cómo es la Política?? Pues es un negocio sucio. ¿No? Porque puro no es.

Estamos, de hecho, en la recta final del proceso eleccionario. Así que prepárese porque ahora es que la cosa se pone buena. Y esta vez la guagua de verdad  va en reversa pal carajo, a las millas de chaflan, patinando y viene de culo. Claro y si viene de ese lao’, suponemos que por eso la peste a putrefacción hace rato que nos ahoga. ¿Verdad? Claro que sí! El zafacón de embustes viene dando vueltas desde hace rato, para el disfrute, la ilusión o desesperanza de muchos.

Bien lo dice, la canción de Rubén Blades, “Déjenme Reír”  “cada cuatro años se aparecen, cargando niños por el barrio, prometiendo, saludando, el voto buscando, y engañando, el voto buscando, y robando… Se acaban las elecciones y al mirar las selecciones siempre ves la misma gente. Y el que votó esperanzado, sigue de un gancho colgado y el que votó indiferente, cree que milagrosamente, se arreglará lo dañado…”

 

Prometiendo lo imposible y dirán lo que sea  para asegurar su acceso al poder o su permanencia en el mismo. Su elección o re-elección la comprarán a fuerza de lo que sea, menos de honestidad. Llegarán, como siempre, sean del partido que sea, a vampirizar las arcas del gobierno y a cumplir solamente con ellos mismos y si acaso, con el partido, pero muy pocas veces con el pueblo y menos con el bienestar de todos.

¿Cómo podemos confiar o fiarnos de la política sino podemos confiar en los políticos? ¿Cómo podemos creer en que la política nos traerá algo bueno o mejor, si cuatrienio tras cuatrienio la cosa va de mal en peor? ¿Cómo habremos de tener algo de esperanza en la política y en los políticos?

Estas son preguntas que no necesariamente tienen una respuesta simple y si intentáramos responder a las mismas nos toparíamos con la gran paradoja que encierra  la política; que aun cuado la política es como es, la misma  también viene colmada de esperanza.

¿De esperanza?  ¡Si! Ya veremos andando el semestre, porque el profesor insiste en que podemos rescatar la politica y que la politica es también, esperanza…

No por casualidad  los políticos utilizan en sus eslóganes de campaña la palabra “esperanza” como gancho electoral en tan repetidas ocasiones (recordemos al hoy Presidente estadounidense en plena campaña presidencial del 2008 y su famoso eslogan, “HOPE FOR A CHANGE”.

Ojalá que no tengamos que pedirle que tomen sus promesas y la esperanzan que prometen y se la “zampen” por el trasero.

Para abonar un poco mas al tema, aquí les dejo la letra de otra famosa canción en torno a nuestro amigos los políticos:

BAJO LA LETRA ENCONTRARAS  UN VIDEO DE ESTA CANCION. ESPERO ESCUCHAR REACCIONES DE USTEDES EN CLASE RESPECTO A LA LECTURA ANTERIOR, LAS CANCIONES  Y VIDEOS.  QUE DISFRUTES!!

“ALGO PERSONAL “, de JOAN MANUEL SERRAT 

Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas,
que hurtaban flores para regalar a su mamá
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones:
tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
viajan de incógnito en autos blindados
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
a colgar en las escuelas su retrato.

Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales;
resulta bochornoso verles fanfarronear
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
juegan con cosas que no tienen repuesto
y la culpa es del otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quien en la cosa, nada tiene que perder.
Pulsan la alarma y rompen las promesas
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
nos ponen la pistola en la cabeza.

Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente
y experimentan nuevos métodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.

No conocen ni a su padre cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños.
Nos niegan a todos el pan y la sal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.